El diálogo de la cueva

—No sé a qué he venido si tan fácil me he perdido en una cueva… —Eva. —¡Qué susto! Anda que venir aquí siendo nueva. ¿Quién anda por ahí y habla tan lejano? —Ano. —¡No estoy para bromas! Dime qué eres rápidamente. —Ente. —Increíble. Sólo a mí me pasa tener un día libre e irme a... Seguir leyendo →

Anuncios

¿No estás harta, Luna?

La Luna no me deja de mirar con su gran foco por cara para espiar toda descarada a quien quiera y más la muy cotilla. Creyéndose una diva sale de gala hasta la nariz empolvada de talco. Y, como la gorda de la ópera ocupa la penumbra con su oronda figura, desparramada en el proscenio... Seguir leyendo →

No, voló más lejos

El padre ¿A  dónde habrá ido mi hijo? ¿Se ha marchado? Ya no están las maletas en mi pecho, sólo un ánima asentada en su lecho. ¿Por qué? ¿Es que no fue bien educado? No sé si en vuelo, a trote o a nado, mas dicen que jamás tornará al techo. ¿Como su abuelo acabará... Seguir leyendo →

Ahora que ya te sé enamorado…

Ahora que ya te sé enamorado, tu voz jamás exhalará mi nombre, tu mente quieta por mí recordado estará por no ser el adecuado. Ahora que conozco los motivos por los que se esparce tu ser completo, del abrazo de tu boca el secreto y por quién te nacen colores vivos. Veo cuán engañado me... Seguir leyendo →

Manifiesto libertario comilón

Tú, al que se supone que come mal, como un cerdo, como un animal: ¿no estás harto de normas repipis y sin ningún sentido más que el de quedar bien, reglas absurdas que no te dejan comer a justo? Pues tranquilo mal esclavo de las apariencias, ¡la revolución ha llegado! Hemos ideado un gran manifiesto... Seguir leyendo →

Sobre perros y maridos

Viernes, 24 de febrero de 2017 Hoy ha pasado algo extraño. Mientras iba pensando en que me tenía que comprar un cepillo de dientes mientras miraba el atardecer por la ventanilla con cara de Sócrates, se me sentó a mi lado una mujer. Entonces, como hago a veces, me dispuse a jugar: por la tez... Seguir leyendo →

Carpe Diem de un muerto

Me complacen mis exequias. En paz descanso en aquel foso. Ya llegó el último respiro del carro curtido de este alma mía. Y yo auriga, siempre elegí sendos caminos de aventuras: la gallarda valentía del pirata que aborda con el corazón como espada al barco de un Amor embravecido y dispuesto a la batalla, congelada... Seguir leyendo →

Greguerías

1. Si las palabras se las lleva el viento, ¿por qué los cuescos no? 2. -¿Por qué llevas pajarita? -Para que mis palabras vuelen. 3. ¿Qué es el pavo real? ¡El pavo real es un señor no votado! 4. Recibir una postal en vez de una carta da lugar a la envidia y no a... Seguir leyendo →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑